La Coctelera

Sigo siendo esquizo

Por mucho que me duela, por poco que me lo crea, sigo siendo esquizo.


Ya no quiero saber nada más...

Sólo Dios sabe cuanto lucho por ser una persona positiva, por sonreír cada día, por poner siempre la otra mejilla a la vida... pero estoy cansada.

Estoy muy cansada, ya no alimento aquellas ilusiones que tenía hace apenas dos años por ejemplo y suelo pensar que no me importaría morir, que el mundo no me necesita para nada, que la gente me olvidaría pronto si es que no lo ha hecho ya.

Sólo hay dos cosas que me atan a este mundo M. M. y "mis niños"...

Creo que ya no tengo fuerzas para seguir con muchas cosas, tantas cosas se tuercen que me obligan a pensar que "hay algo o alguien" que se empeña en que yo no encuentre la felicidad o al menos sino la felicidad, la tranquilidad.

Aún sueño, pero me gustaría dormir, dormir eternamente.


Día gris, pero sólo en el cielo.

Hoy está lloviendo como hacía tiempo no llovía aquí donde vivo y aunque el día esté gris, yo estoy contenta.

En este último mes, me he dado cuenta de que hay mucha gente que se siente sola, esa soledad que no se va ni aunque haya gente al rededor. Hace tiempo, mucho tiempo gracias a Dios, yo también me sentía así, pero ahora estando con M. M. ya no tengo nunca esa sensación. Sé que soy muy afortunada y que cuando llega ese momento en el que todo parece no ir bien tengo un gran apoyo. Que no importa la cantidad de personas que se tiene al lado sino la calidad de éstas.


Hoy una amiga A. M. C. me decía que está cansada de que la dejen de lado por su minusvalía, ella es sorda, y que simplemente le gustaría descansar, sentir el sol en la piel y meter los pies en el agua en cualquier playa perdida. Hay personas que no tienen ni siquiera un poquito de ¿solidaridad, vergüenza, paciencia? y cuando se encuentran con alguien que no es como ellos, simplemente les, o nos, dan de lado. Menos mal que entre nosotras nos apoyamos.

Al fin y al cabo, algunas amistades son como las nubes de tormenta, que llegan hacen "mucho ruido" y luego desaparecen como por arte de magia.



Las mejores cosas se dicen en las cartas que nunca se envían.

Al final la gripe resultó ser más fuerte de lo que pensaba y me ha tenido más de tres días en cama. El día de Reyes, el día 7 y el 8. Suerte que M.M. me dijo de ir al médico, él siempre suele mandarme unos pinchazos y me quedo casi como nueva. Estos días he tomado muchos zumos y cremas de calabaza, así que hasta he bajado un poquito de peso.

Dicen que cuando una persona se resfría, coge una gripe o alguna cosa así, el cuerpo y el alma se limpian. ¡A ver si es verdad!

Ayer, como todos los domingos por la tarde, estuve hablando varias horas con A. B. le hablé de M. A., entre otras cosas, de como después de tener una amistad de 5 años ahora nos estábamos distanciando por nada. Y me dijo que no me preocupara, que cuando la amistad es verdadera los amigos regresan de una manera u otra. Que a veces las personas necesitan tiempo para encontrarse a sí mismas. Que no me precipite y que sepa esperar.

A. B. siempre sabe ordenarme los pensamientos y animarme cuando no sé qué hacer. Y aunque le he escrito a M. A. varios correos no he sido capaz de enviarle ninguno. Creo que las mejores cosas se dicen en las cartas que nunca se envían.

______________

De todos los regalos que he recibido desde que empezó la Navidad el que más me ha gustado es una pluma de golondrina, creo que es muy especial, muchísimo y dice tanto de la persona que me la ha regalado. Las golondrinas suelen alejarse en invierno, pero siempre vuelven. Yo esperaré el regreso de "esa golondrina" que inverna.

También me ha gustado mucho una moleskine grande con la que tengo que hacer un trabajo de relajación, como el que hace Mmar. Ahora yo también tendré mis propias notas en la moleskine.

Aunque con un regusto amargo y triste ya he abierto casi todos los regalitos (he sentido nostalgia y tristeza y he vuelto a llorar) no sé como seguir, no sé por dónde tirar, no sé qué decir ni cómo... Sólo que te echo de menos y me siento afligida.

Cuando no se puede empezar de cero, hay que tener valor para pasar página.

Adiós querido amigo. Auf Wiedersehen T.

Acabo de escribir un post que creo que no publicaré. En él hablaba de una amiga, pero estoy tan confundida que no sé qué hacer, que decir, cómo volver atrás, como seguir aparentando que no ha pasado nada... Por eso regreso al blog, a veces una encuentra el consejo de otras personas. Hoy lo necesito, necesito una lucecita que me indique el camino.

Ayer me dieron una muy mala noticia, la peor que me podían dar y me quedé hecha polvo. Si parecía que el 2009 había dejado de llevarse a mis seres queridos, allí estaba aquella pareja de amigos para decirnos que T. ya no está. Y aunque les preguntamos que si sabían algo más, no supieron que decir. El 2010 no lleva ni una semana y yo lo único que me pregunto es ¿A quién más puedo perder?¿Te he perdido a ti amiga?

La parca al final no me ha dado ninguna tregua.

Y al llegar a casa, ese correo que no soy capaz de comprender...

Hoy he estado casi todo el día en cama, tengo gripe y mi ánimo está en casa de la vecina de abajo, porque no se puede decir que esté por los suelos.

Después de tanto tiempo ni si quiera sé si alguien leerá estas palabras.

Nada

Casi nunca me conecto con Internet ya, no tengo ganas de hacer nada, no tengo palabras. Llevo meses intentando levantar la cabeza, pero es difícil. Es complicado salir de la cama, empezar un nuevo día, tener ilusión, reír, estar ahí... Cuando hace dos semanas lo único que rondaba por mi cabeza era la palabra morir. No, no he pensado en dejar este mundo voluntariamente, pero pienso mucho en la muerte y pienso que sería un gran descanso para mí. Tal vez es egoísta por mi parte, pero es lo que siento.

Estoy cansada de empezar de cero cada vez que me dan las crisis, tengo mucha tristeza acumulada y yo sólo quiero sentirme bien. Los días se acortan y mis ganas de estar despierta también. Tengo más en común con las ancianas que con la gente de mi edad, me duele todo el cuerpo, sobre todo la espalda, estoy bastante cansada y me cuesta hasta caminar.

Este año se ha llevado a muchas personas ¿Por qué no a mí?

Fight, babe, I'll fight

Sí, lucho y lucharé siempre contra esta enfermedad que me tiene bien agarrada. Muchos no entenderán cuando me aparto de ellos, me escondo a pasar las crisis para no asustar a nadie con mis delirios paranoicos. Pero lucharé siempre, yo nunca tiro la toalla por mucho que pese.

Casualidades

Hoy me ha pasado algo que me tiene un poco fuera de lugar. Hace tiempo que quise cambiar mi manera de ver la vida. Quise pensar que a todo el mundo le suceden cosas... Pero no puedo más con tantas casualidades. Y hoy no quiero pensar más, no puedo pensar más.

Esta tarde ha pasado algo que nunca me había pasado antes... Y gracias de "tres almas caritativas" ahora me encuentro que he tenido que subir esta noche la medicación. A veces me dan ganas de apartarme de una vez por todas del mundo, me dan ganas de volver a encerrarme y no salir, pero esta vez no quiero dejarles ganar.

¿Para qué mierda tengo que salir del puñetero caparazón? Para qué mientras paseo media horita sin caparazón pretendan robarme la razón...

Todas las mañanas me levanto con el propósito de ver el lado bueno de las cosas, me digo que estoy mejor que ayer, que pronto pasará. Pero cuesta, cuesta porque no pueden volver a darme la medicación que me sentó tan bien la última vez. Cuesta porque voy arrastrando los pies y encima me ponen piedras... Hoy me cuesta salir adelante, por mucho que yo ponga de mi parte, por mucho que me agarre a las paredes de mi pozo para poder sacar la cabeza de tanta oscuridad.


(Escrito el 07-07-09)